miércoles, 31 de agosto de 2011







A veces nos engañamos a nosotros mismos, distorsionamos la realidad para ahorrarnos el sufrimiento.
Algunos son valientes y huyen a tiempo, pero otros prefieren mentirse de por vida y así, 
borrar la palabra sufrir del diccionario, lo que no saben es que a la vez están borrando
 la palabra felicidad.


1 comentario: