martes, 15 de enero de 2013

Gracias



Ellas, pese a las distancias o a la falta de tiempo, siguen siendo las que están ahí cuando caigo para levantarme, 
las que están ahí cuando rió o cuando lloro. Siguen siempre estando ahí. Pronto iré a ver a dos de ellas
 a Fuerteventura, merecen que me gaste mis ahorros en ir a verlas y cada día más.

¡Cuida a los que te cuidan!

2 comentarios:

  1. Me encanta la última frase.

    ResponderEliminar
  2. No puedo estar más de acuerdo con tu frase!

    Muchas gracias por pasarte por mi blog y por tu sugerencia!! La tendré en cuenta para futuros post!:)

    Un besote desde http://notengomiedoalasalturas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar